LAS PARCAS DE SERRAT

Siguiendo el modelo de anteriores cantautores, vamos a fijarnos ahora en la letra de la celebérrima canción de Serrat titulada Mediterráneo.

En una de las estrofas canta esto:

Ay…
si un día para mi mal
viene a buscarme la parca.
Empujad al mar mi barca

Puedes escucharlo en el video que sigue.

Las Parcas, también llamadas Moiras, son en la mitología griega esas tres mujeres llamadas Cloto, Láquesis y Átropo, persoficación del destino, Fatum en latín. Según la Teogonía de Hesíodo son hijas de la Noche (Nix), la primera es la que hila es destino, la segunda la que lo asigna, la que lo corta la tercera. La más joven, Cloto, preside el momento del nacimiento y lleva el ovillo de lana con el que va hilando el destino de los hombres; la segunda en edad, Láquesis, enrolla el hilo en un carrete y dirige el curso de la vida y la anciana Átropos, la propia Parca, coge del carrete el hilo de la vida y lo corta con sus tijeras de oro sin respetar la edad, la riqueza, el poder, ni ninguna prerrogativa, y así ésta llega inevitablemente a su fin.

Serrat aquí utiliza en sigular parca porque sólo se refiere a Átropo, a la que decide el destino de los hombre y la que corta en realidad el hilo de la vida. En esta estrofa, en realidad,  la asocia directamente con la muerte, que en griego sería  Thanatos.

 

Ésta es la letra:

Mediterráneo, Serrat

Quizá porque mi niñez
sigue jugando en tu playa,
y escondido tras las cañas

duerme mi primer amor,
llevo tu luz y tu olor
por donde quiera que vaya,

y amontonado en tu arena
guardo amor, juegos y penas.

Yo,
que en la piel tengo el sabor
amargo del llanto eterno,
que han vertido en ti cien pueblos

de Algeciras a Estambul,
para que pintes de azul
sus largas noches de invierno.

A fuerza de desventuras,
tu alma es profunda y oscura.

A tus atardeceres rojos
se acostumbraron mis ojos
como el recodo al camino…

Soy cantor, soy embustero,
me gusta el juego y el vino,
Tengo alma de marinero…

¿Qué le voy a hacer, si yo
nací en el Mediterráneo?

Y te acercas, y te vas
después de besar mi aldea.
Jugando con la marea

te vas, pensando en volver.
Eres como una mujer
perfumadita de brea

que se añora y que se quiere
que se conoce y se teme.

Ay…
si un día para mi mal
viene a buscarme la parca.
Empujad al mar mi barca

con un levante otoñal
y dejad que el temporal
desguace sus alas blancas.

Y a mí enterradme sin duelo
entre la playa y el cielo…

En la ladera de un monte,
más alto que el horizonte.
Quiero tener buena vista.

Mi cuerpo será camino,
le daré verde a los pinos
y amarillo a la genista…

Cerca del mar. Porque yo
nací en el Mediterráneo…

Anuncios

4 comentarios

  1. Maribel said,

    14 noviembre 2009 a 02:26

    Te felicito por lo interesante que resulta tu blog, amiga.

  2. benitezbenitez said,

    14 noviembre 2009 a 20:15

    Qué sorpresa, no esperaba que te acordaras del nombre del bog. Me alegra mucho que te guste; espero, no obstante, que sigas comentándome alguna cosilla que te llame la atención.
    Un abrazo.

  3. zirta said,

    27 marzo 2010 a 23:27

    Interesante artículo 😀
    Creo que te gustaría este cómic sobre las Parcas: http://hilandoeldestino.com
    Saludos!

  4. benitezbenitez said,

    29 marzo 2010 a 13:45

    Gracias por tu comentario y el enlace que has dejado, lo visitaré.
    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: