MISIÓN ATALANTA

Hipómenes y Atalanta, Guido Reni

La mitología griega llega hasta las operaciones militares, de hecho la Unión Europea ha llamado “operación Atalanta” a la misión que pretende disuadir, prevenir y reprimir la piratería en Somalia, propuesta por España y Francia, y a la que se han sumado ya seis países europeos. Esta misión ha sido iniciada en el año 2008 debido al secuestro de barcos extranjeros en las costas somalíes.

Atalanta es conocida por su gusto por las cacerías y por su gran velocidad. Ella pretendía ser siempre virgen y por ello anunció que su esposo sería aquel que la venciese en la carrera, con la condición de que si vencía ella mataba a su oponente. Muchos lo intentaron y perecieron, hasta que llegó el joven Hipómenes, que con ayuda de la diosa Afrodita logró vencer a la muchacha. Hipómenes guardó las tres manzanas del jardín de las Hespérides para írselas  tirando, de esta manera ella se paraba a recogerlas fascinada por su belleza. De esta manera logró vencerla y obtener su mano.

No es de extrañar, por tanto, el nombre dado a tal misión ya que Atalanta es conocida por su testarudez, obstinación y, sobre todo, por su velocidad, superior incluso que la de los hombres, a los que ganaba con facilidad.

Anuncios

2 comentarios

  1. lila said,

    20 octubre 2009 a 21:48

    Aquí no se explicó como Atalanta mataba a los hombres.

  2. benitezbenitez said,

    21 octubre 2009 a 17:27

    Sí, en realidad en la mitología griega el relato es más largo y más complicado, por ello prescindí de ciertos detalles, que no afectaban ni al mito, ni a la explicación del tema.

    Atalanta estaba consagrada a la diosa Artemisa, lo que implicaba que debía mantenerse virgen, y además le predijo un oráculo que el día en que se casara, iba a ser convertida en animal. Por ello, y para evitar cualquier pretendiente, anunció que su esposo sería sólo aquel que lograra vencerla en la carrera; por el contrario, si ella triunfaba, debía matar a su oponente. Aún cuando Atalanta les daba alguna ventaja al inicio de la carrera a sus oponentes, ella siempre vencía y mataba a su contrincante.
    Hasta que llegó el apuesto Hipómenes, que con ayuda de la diosa Afrodita, consiguió ganarle por medio de un engaño.

    Grosso modo esto es lo que ocurrió y te invito a que comentes más detalles que te parezcan interesantes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: