LA MITOLOGÍA EN EL TEATRO DEL SIGLO XX

De todos es conocido que la mitología griega está presente en la escultura ,en la pintura y en las demás artes plásticas y decorativas, como también en la literatura, en la filosofía,… En este caso el teatro del siglo XX hace un guiño a las fuentes clásicas, sobre todo aquí he seleccionado dos fragmentos de tema troyano, y más en concreto del famosísimo Ulises, personaje de la obra homérica La Odisea.

He escogido dos fragmentos de dos autores contemporáneos Fernando Savater y A. Gala, en sus obras se trata el tema con ironía e incluso podría decirse que con una clara tendencia desmitificadora.

Fernando Savater, Último desembarco

EURICLEA: En fin, no se … Dame alguna pista.

ULISES: Aquí, en la pantorrilla: ¡toque, toque!

EURICLEA: ¡Pero hombre!… A ver. Es una cicatriz, ¿no?

ULISES: ¡Claro! Producida por los colmillos de un jabalí en aquella cacería, cuando yo era todavía casi un niño…¿Cómo no va a recordar esta cicatriz, ama, con la de veces que antes la acarició entre mimos?

EURICLEA: Sí, me parece conocer esta herida, esta piel, el tacto de tu piel… ¡ Ay, dioses! ¡Ay! que me da algo! ¡ No puede ser!

ULISES: ¡ Sí, ama, sí!

EURICLEA: ¡Tú ! ¿Será posible que hayas vuelto a Ítaca?

ULISES: ¡Sí! ¡He vuelto, ama! ¡He vuelto a Ítaca, pese a todo y pese a todos!

EURICLEA: () ¡ Pero si es que no los puedo creer! ¡Tantos años esperándote! ¡ Gracias, dioses, por haberme permitido verle de nuevo antes de morir!

ULISES: No llores, ama. ¡ Ahora todo será otra vez como antes!

EURICLEA: Hombre, como antes, como antes… El tiempo no pasa en balde.

ULISES: ¿Qué quieres decir? Vuelvo a por lo que sigue siendo mío, por mucho tiempo que haya pasado.

EURICLEA:¡Y  que más quisiera yo que poder dártelo, Persifronte mío! Pero ya ves que estoy muy mayor, cariño. ¡ Y además, me he casado!

 

Antonio Gala, ¿Por qué corres, Ulises?

ULISES:(Muy paternal) No me interesa tu opinión.

NAUSICA: Helena fue una puta pasada de moda. Menelao, un cornudo consentido. Clitemnestra una perra salida, a la que su marido no dejaba contenta. Agamenón un impotente que se distraía jugando a  los soldados…

ULISES: ( Sin agraviarse) Deja en paz a los muertos.

NAUSICA: ¿Dejaron ellos en paz a los vivos? Áyax, un esquizofrénico consumido de envidia. Paris, un barbilindo parpadeante, especializado en consursos de belleza… Y tú Aquiles, el de los pies ligeros…

ULISES: (Como una niña) Calla, Nausica…

NAUSICA: (Imparable) Aquiles, una loca a la que no le importaban más que los muslos de Patrocles… Y tu Olimpo, ¿me oyes bien?  todo tu Olimpo, un patio de vecinos atestado de zorras y maricas.

ULISES: (Sin inmutarse) No blasfemes. ¡Te has vuelto loca! Los dioses….

NAUSICA: Pero el peor de todos, tú: explorador de viejas solitarias, consolador de solteronas, mentiroso, bujarrón de puertos, bravo de pacotilla, adorador de dioses inventados… (Ulises aguanta paciente la dulce letanía) ¡Viejo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: